¿Qué fue de ese poema que no pude atrapar, el que pasó rengueando frente a mí con las alitas rotas?

martes, diciembre 22, 2009


TU boca, besando MIS labios incendiados,
se dispone a beber en MI cáliz de polen y licor y,
entre zumos y zumbidos de olas y alas,
libidinosamente libar el néctar de la flor de MIS mareas...
lamiendo la miel salada que ME fluye y quema TU lengua
que vibra, lasciva, entre savia y saliva
MOJÁNDOLO TODO,
Volando por universos de licor...!

3 comentarios:

Blackbird dijo...

Tu boca, tus labios, tu lengua, tus besos... y mi cuerpo.

Monik. dijo...

Si claro, soy yo :P.

Seba dijo...

Oooh por dios! Este tambien me gusto... Sobre todos la ultima parte. Muy, muyyy sobre la cornisa.
Son las palabras justas pero alcanza... Y sooooobra te digo.