¿Qué fue de ese poema que no pude atrapar, el que pasó rengueando frente a mí con las alitas rotas?

domingo, diciembre 13, 2009

Estoy empezando a creer que el dejarse llevar, que el dejarlo ser, por primera vez están en contra mío... parece que se pusieron de acuerdo en que cada vez que lo hago, TODO me sale al revés... ¿Tengo que empezar a limitarme? ¿Tengo que ponerle freno a mis impulsos? ¿A mis palabras?... ¿Será una señal de que si lo sigo haciendo voy a terminar mal? ¿Será que es un aviso? ¿Será que el destino quiere protegerme?...
¡Me cago en todo! Sí, así de simple... me cago en todo...
Estoy cansadísima... se ve que el hacer lo que siento, que el no ponerme un tope, implica sufrir, implica darme la cabeza contra la pared 100 veces al día... ¿Pero cómo hago para dejar de hacerlo?... Si hay algo que odio es la represión... ¿Cómo hago para dominarme?...
Me cago en todas éstas preguntas, que obviamente no me llevan a nada... porque por más que me lo plantee, está claro que como siempre, no le voy a hacer caso a la conclusión que saque... Está claro que voy a seguir haciendo lo mismo de siempre...

Prefiero salir lastimada por dejarme volar, antes que tener que cortarme las alas...

3 comentarios:

Monik. dijo...

Tenés que dejar de pensar en pitos, that's the solution xD.

Blackbird dijo...

Jajaja! Me parece que la idea fija le tenes voooos, eh!!!!
Yo en ningún momento hablo de pitos y vos ya los nombraste dos veces...
no sé... fijate =O!

Darky dijo...

Siempre m enorgulleci d esta parte mia, d jugarme hasta el final, d ir x mas, d animarme... a veces quisiera ser un poco mas cobrade, parece ser q el ser valiente implica ser sufrida :(