¿Qué fue de ese poema que no pude atrapar, el que pasó rengueando frente a mí con las alitas rotas?

miércoles, marzo 04, 2009

Así fue...

Sí. Definitivamente.
No hay otra razón más que esa.
Porque fue así. Porque la vi y fue amor a primera vista.
Mis ojos y tu sonrisa.
Tu sonrisa quieta, congelada sólo para mi (y para todos).
Habrá sido el destino, habrá sido casualidad,
no sé que fue, pero agradezco a lo que me haya llevado a verla.
Y después de tanto disfrutarla y de ver tantas otras poses de tu sonrisa,
Pude y esta vez no por el destino (o tal vez sí, pero con mi ayuda) CONOCERLA.
Tenerla en vivo para mí.
Debo reconocer que el momento previo a animarme a decir "Hola"
hizo que casi se me parara el corazón.
Pero después de hablarte y de verte sonreir,
me di cuenta que lo que realmente había sucedido era que (al contrario),
latía más fuerte y más rapido que nunca.
Sensación linda, que por cierto hizo que no pegara un ojo en toda la noche.

Con el tiempo pude verla más seguido y llegar a decir
¡LA PUTA MADRE, QUE SONRISA MAS HERMOSA QUE TENES!
Y no hay otra expresión para decir lo que me pasa más que esa,
aunque no suene para nada romántico.

Si me preguntan, si me preguntas para quién es... voy a mentir.
No es tan fácil decirlo.

Hoy sé que no puedo decir: Estoy enamorada de vos
(porque es la verdad y espero que no llegue nunca ese momento, porque sería para sufrir)
Pero sí sé que puedo decir: Estoy enamorada de TU SONRISA.



1 comentario:

mar dijo...

y a veces es así:
ver un par de labios que esbozan una sonrisa que te deja atónita, y contagia.
a veces esas acciones simples, empapan de sentimientos nuestro corazón sin pedir permiso.